El Código Internacional: ¿Sigue siendo relevante en la era de la información? {Parte 2}

We are proud to offer this Spanish translation to our popular post “The International Code: Is It Still Relevant in the Information Age? {Part 2}“.

Estamos orgullosos de presentar la segunda de dos entradas al blog sobre el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (Puede leer la primera parte aquí). Este documento es vital para nuestro trabajo y es una pieza clave de apoyo a las familias que servimos. Después de nuestro post anterior, que era un “Código 101 de la OMS ” básico, la entrada de hoy cuestiona “¿Y ahora qué?”, ​​ Se discute cómo nuestras interpretaciones y aplicaciones del código tienen que cambiar con la llegada de nuevos estilos de marketing, incluido el uso de los medios sociales.

Por Norma O. Escobar, IBCLC (Con el aporte de Annelies Allain del Centro de Documentación del Código Internacional)

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con las violaciones más comunes al código, publicidad directa en los medios impresos, muestras gratuitas en los hospitales y consultorios médicos, cupones para descuentos. Pero ¿qué pasa con los métodos de marketing que han surgido con el advenimiento de las redes sociales y el teléfono inteligente (smart phone) “siempre presente”?

¿Qué hay de nuevo?

Los mayores cambios en los últimos años han sido la explosión de los medios sociales y la ampliación del uso de los teléfonos inteligentes. Los medios sociales ocupan un estimado de 20% del tiempo que los estadounidenses gastan en línea en sus computadoras y el 30% de su tiempo en sus dispositivos móviles.

Las mujeres, y las personas de 18-34 años, son más propensas que otros grupos a visitar los sitios de medios sociales. Por ejemplo, las mujeres representan el 62% de todas las visitas de páginas en Facebook. Estas estadísticas sugieren que para muchas mujeres estadounidenses, los acontecimientos importantes de la vida como el embarazo, el parto y la maternidad están siendo influenciados por los medios de comunicación social. Y estas cifras crecen cada año. Según el informe de Nielsen, el tiempo que se gastó en los medios sociales en 2011 fue de 88 minutos al mes. En 2012, ese número había aumentado a 121 minutos.

De acuerdo con Nielsen: “Los días en que las empresas podían controlar muy bien los mensajes de la marca y su avance en los consumidores a lo largo de un línea de compra ordenada, hace tiempo que terminó. Los medios sociales han cambiado fundamentalmente la decisión del consumidor. Las decisiones de consumo y comportamientos cada vez están más impulsados por las opiniones, gustos y preferencias de una manera exponencial, grupo de amigos, compañeros y personas influyentes “.

sherylabrahamsComo resultado de estos cambios, la comercialización de los productos dentro del ámbito del código también ha cambiado. Sheryl Abrahams, una estudiante graduada en el Instituto Global de Lactancia Materna de Carolina, pensó que sería un buen proyecto de investigación averiguar cómo el código se está siguiendo, o no, en los campos de juego de los medios sociales. Sus resultados han sido publicados en el Journal of Human Lactation, agosto de 2012. Yo estaba haciendo mi propia investigación informal cuando tuve la oportunidad de hablar con ella en el otoño de 2011.

Los intereses comerciales tienen una presencia muy fuerte en los medios sociales: Varios fabricantes han establecido una presencia en Facebook y Twitter, incluyendo Gerber y productos PBM, el mayor fabricante de marcas de fórmulas en EE.UU., el cual ha lanzado páginas para sus diversos nombres: Bright Beginnings, Parent’s Choice, Vermont Organics y Member’s Mark. Earth’s Best, que fabrica fórmula, también tiene una página en Facebook. Todas estas páginas están configuradas para permitir comentarios de los miembros y permitir a los usuarios a darle “me gusta” o “seguir” a la página. Después, los usuarios quedan en el registro como “gustando” la página, un hecho que da motivo a sus  propios contactos de revisar estos sitios.

gerberLa página de Facebook de Gerber, en una sección dirigida a embarazadas, contiene un enlace a la información sobre una bolsa de regalo para cuando esté de alta del hospital, incluyendo un enlace para ver los hospitales participantes que están repartiendo la bolsa. También contiene biografías de dietistas registrados “expertos” que están a su disposición para responder a las preguntas publicadas. Hace un tiempo el sitio tenía un vínculo a cupones de fórmula.

Gerber, Parent’s Choice, Bright Beginnings y Member’s Mark de tiempo en tiempo patrocinan concursos de fotografías, en el que los usuarios envían fotos de sus hijos al sitio para oportunidades de ganar tarjetas de regalo y otros premios. Los usuarios a menudo tienen que  dar clic al “me gusta” o convertirse en un fan de la página para poder ganar. Estas fotos o las ganadoras, son publicadas en el sitio para que otros las puedan ver.

No hay datos sobre la superioridad de la leche materna en ninguna de estas páginas, excepto la página de Facebook de Earth’s Best, que son fabricantes de fórmula y alimentos complementarios. Ninguna de estas páginas contiene la lista completa de los avisos requeridos en el Código, como la información sobre los efectos adversos sobre la lactancia materna con la introducción parcial de la alimentación con biberón.

similacLuego están las “aplicaciones”. ¿No todas las mamás desean añadir una mayor previsibilidad a su vida? ¿Y quién no quiere ser una “madre fuerte”?

¿Qué tipo de información están estas madres recibiendo? Una de las seguidoras de Unlatched, una página de Facebook de apoyo a la lactancia, envió este correo electrónico que recibió cuando su bebé tenía 5 semanas de edad.

containterSe puede ver que la intención es promover un producto, no promover la lactancia materna. ¡Y usted puede conseguir fórmula GRATIS para que pueda empezar!

Otro aspecto de los medios de comunicación social son los blogs, “celebridades” en línea que las personas siguen y leen para obtener gran parte de su información. Para mi gran sorpresa, hay patrocinio de estos bloggers, se les paga para revisar productos y servicios. Muchas madres creen que estas son opiniones “independientes”, pero en realidad están muy sesgadas. La fuente de estos pagos es a través de terceros. Uno de estos terceros, se llama Collective Bias.

¿Y quiénes son estos clientes de Collective Bias? Su sitio web dice:

“Collective Bias es una empresa de marketing de contenido que asocia contenido social orgánico con historias reales para crear millones de impresiones, la unidad orgánica de SEO y en última instancia, las ventas de marcas y minoristas como Starbucks, Nestlé, Elmer’s y Walgreens.”

¿Quiénes son las personas que desean crear comunidades dedicadas a fomentar conversaciones compartidas, crear una plataforma que fomente la promoción en un diálogo orgánico. . . en última instancia, mejorar la lealtad y las VENTAS? Son las empresas multinacionales que ponen las ganancias por delante de la salud de millones de madres y bebés.

Las redes sociales se están utilizando en clara violación del Código Internacional.

Algunas prácticas, tales como la activación de contenido generado por usuarios, como fotos, vídeos, comentarios, endorso con un solo clic, y patrocinio a blogs de terceros, plantea cuestiones no previstas por el Código original.

Abraham concluye su investigación diciendo: “Las futuras revisiones del Código deberían considerar nuevas estrategias de marketing permitido por los medios sociales, incluyendo el uso de contenidos generados por usuarios, divulgación de patrocinio de críticos, bloggers y creadores de otros medios de comunicación y vínculos financieros que proporcionan educación a las madres y familias”.

Por lo tanto, ¿sigue siendo el Código relevante?

SÍ. El hecho de que la comercialización sea menos transparente y obvia que antes, no significa que nos vamos a rendir. Mientras a la Asamblea Mundial de la Salud puede que le tome un tiempo para aclarar las nuevas cuestiones que los medios sociales han generado para el Código, no tenemos que esperar hasta la próxima resolución. ¡Aun así, podemos y debemos hacer una diferencia! De hecho, propongo que, gracias a los medios de comunicación social, sea aún más fácil hacer que su voz se escuche.

¿Qué puede usted hacer?

  • ¡Ya hace mucho! Ayudar a las madres a amamantar es una gran manera de ayudar a derrotar a los intereses comerciales. Hable con las madres sobre los riesgos de los suplementos innecesarios y su impacto en la producción de leche incluyendo la dificultad de restablecer el amamantamiento
  • Familiarizarse con el Código. La Red Mundial de Grupos Pro Alimentación Infantil (IBFAN) es un recurso maravilloso y su sitio web contiene una gran cantidad de información.
  • Comprometerse a cumplir con las disposiciones del Código para “Trabajadores de la Salud” al hablar con las madres, profesionales de la salud, y cualquier persona involucrada con las madres y los bebés de la importancia del Código. Escribir cartas a revistas, páginas de Facebook y medios de comunicación que violan el Código. No aceptar comidas, regalos o patrocinio para su educación o conferencias que sean patrocinadas por compañías que violan el código.
  • Supervisar mediante la recopilación de muestras de revistas, exposiciones, tiendas, sitios web y consultorios médicos. Tome fotos de tiendas y exhibiciones en conferencias.
  • Informe violaciones a IBFAN o su red local “Vigilantes del Código” como la Alianza Nacional para la Defensa de la Lactancia Materna (NABA) o la Coalición para la acción en alimentación infantil (INFACT).
  • Asegúrese de no utilizar o proporcionar afiches, materiales educativos, libretitas, revistas, bolígrafos, imanes, etc. que le hayan obsequiado o que llevan el logotipo de los infractores del código.
  • Utilice los medios sociales, ¡tweet, post, me gusta y compartir!

benkenobiUsted puede hacer una diferencia. Tenemos que hacer una diferencia. Siempre me gusta contar la historia de los bebés del río cuando se habla del código, es una historia común que se aplica a muchos problemas de salud pública, pero creo que vale la pena repetirlo aquí. Es algo parecido a esto:

Un verano en un pueblo, la gente de la ciudad se reunieron para un picnic. Mientras compartían comida y conversación tranquilamente, alguien se dio cuenta de un bebé en el río, luchando y llorando. ¡El bebé se iba a ahogar! Alguien corrió a salvar al bebé. Entonces, se dieron cuenta de otro bebé gritando en el río, y sacaron a ese bebé. Pronto, vieron más bebés ahogándose en el río, y la gente del pueblo los sacaban tan rápido como podían. Tomó un gran esfuerzo, y comenzaron a organizar sus actividades con el fin de salvar a los bebés que llegaban por el río. Mientras todos estaban ocupados en las tareas de rescate para salvar a los bebés, dos personas del pueblo empezaron a correr por la orilla del río.

“¿A dónde van?”, Gritó uno de los rescatistas. “¡Los necesitamos aquí para ayudarnos a salvar a estos bebés!”

¡Vamos río arriba para detener a quien los está lanzando!”

El Código fue puesto en marcha para detener a los bebés de ser arrojados al río de la avaricia corporativa. Por favor ayude a detenerlos y a darle seguimiento y ojalá algún día todos nuestros países tengan una legislación gubernamental fuerte que pueda ayudarnos. Hasta entonces, no podemos renunciar y debemos seguir educándonos y a las madres que servimos para que no caigan presa de los intereses comerciales. Tienes una voz, utilízala.

 normaOriginaria de la Ciudad de México, Norma Escobar ha estado trabajando con las mujeres que amamantan a partir de 1994, primero como líder de La Liga de la Leche, y luego como consultora de lactancia certificada por la Junta (2002). Su trabajo actual se centra en atender a madres de bajos ingresos en Wilmington, Carolina del Norte. Ella es la madre de dos hijos sin lo cual nunca habría descubierto las alegrías y los retos de la lactancia materna. Norma postea mensajes en Facebook a través de la Tri-County Breastfeeding Coalition  y La Leche League of Wilmington NC.

, , , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Translate »